Opiniones final de American Horror Story: Roanoke

19:05:00



Después de unos días tras haber visto el final de temporada de American Horror Story: Roanoke, sentí la necesidad imperiosa de opinar sobre él al igual que di mis primera impresiones con el inicio de American Horror Story: Hotel. Antes de nada, tal y como ocurre con post de este tipo, aviso que contiene spoilers sobre el final. Si no has visto la serie, detente aquí. Lo mismo ocurre con la dinámica del post, en él pondré mi opinión personal y sensaciones, haciendo que lo más seguro sea una opinión distinta a ti, lector. Así que intentaré hablar desde el respeto para que pueda entenderse todo mi punto de vista. Dicho esto, ¡allá vamos!



He de admitir que Roanoke es mi temporada favorita desde el minuto cero. Me supo captar con ese cambio de formato y esa historia extrañamente perturbadora. Cada capítulo me hacía teorizar sobre lo que iba a ocurrir y esperar como loca la siguiente semana. De hecho solo quería que la semana pasara rápido para poder ver cómo seguía. Como muchos sabréis esta temporada está separada en tres tramas claramente distintas aunque siguen un mismo patrón: ese aire reality show. Esto hacía que tuviera ese no sé qué capaz de atraparte… hasta que la estropearon en el último capítulo. El final me gusta llamarlo “como destrozar una temporada de 10 en 40 minutos” y, queramos o no, esa es la gran verdad: han cerrado la temporada con un momento muy emotivo pero en vez de arrancarnos lágrimas nos sacaban bostezos.

Vale, la primera parte nos cuenta la historia de Shelbie, Matt y Lee en el programa "My Roanoke Nightmare”. La segunda meten a todos los personajes y hacer un “encore” titulado “Three days in hell”… ¿pero era necesario hacer un reallity extra en el final? ¿En serio? Personalmente opino que sobraba completamente ese equipo de televisión tratando de relatar si lo de Roanoke era cierto o no. Era repetir la historia de Sophie pero sin tanto dramatismo y mal rollo, porque hay que admitir que Sophie tuvo la muerte más dura, aberrante y perturbadora de todo American Horror Story, demostrándonos que Taissa Farmiga es mucho más que una cara bonita que hace el papel de “única y especial” como pudimos ver con Violet o Zoe.

Pero dejando de lado que volvieran a hacer un tercer reality en la casa, cosa que aburre soberanamente, ¿Por qué estropearon de tal manera la historia de Lee y Flora? En lo personal no le encuentro la lógica a lo que ocurre. Vale, Flora quiere irse al otro mundo con Priscila porque es la única que la comprende, o eso cree la mente agotada de Flora la cual recordemos que sufrió mucho estrés al admitir públicamente que vio cómo su madre mató a su padre y ver como su madre está en juicio por los múltiples asesinatos que hizo en el segundo reality que grababa… pero Flora sabe que la casa de Roanoke no es un lugar seguro cuando hay luna de sangre. Flora ya no es una niña para no entender eso. Esto hace que para mí empiece el primer sin sentido del final. ¿Qué pintaba Flora en la casa cuando podía encontrarse a Priscilla en las afueras del bosque, en ese lugar donde sabe que no va la carnicera? Pero dejemos esto de lado y centrémonos en Lee.

Gran desilusión número uno: Lee vuelve a la casa porque cree que Flora está allí porque la buscó por todos lados. Muy bien, madre buscando a hija desesperadamente en el último rincón que pueda imaginar… ¿pero no hubiera sido más lógico hacer que Lee volviera porque está poseída por la bruja? Vamos, hubiera tenido más sentido que Lee “reaccionara” a la luna sangrienta cada año y fuera, poseída, a la casa a ofrecer sangre nueva o en su defecto intentar detener a la carnicera aunque no lo logre, haciendo que esa fuera su penitencia por dejar que la bruja entrara en su interior. Pero no, Lee vuelve allí porque “Flora debe estar aquí”, error, no me trago que una niña, en la vida real, en el lugar de Flora hubiera vuelto a ese lugar donde sabe que ocurren desgracias en esa época del año.

Ahora pasemos al gran sin sentido… la casa está deshabitada. Lo normal en casas de ese tipo es que están sin luz, sin agua y sin gas. Una prueba de ello es que todos los que entran allí van con linternas porque no hay suministro… ¿Entonces de dónde demonios sale la fuga de gas? ¿Quién la provoca? Flora sale corriendo tan pronto Lee le convence. Los cazadores de espíritus están todos muertos. Hubo teorías de que Three days in hell era otro reallity pactado porque los fantasmas no podían traspasar paredes tal y como hacen los fantasmas convencionales… ¿Y si fueron los fantasmas que abrieron el gas? ¡Error! De haber sido así ellos lo hubieran abierto mucho tiempo antes para poder quemar esa casa y por ende conseguir que nadie más cayera en las manos de la carnicera, cosa que no se hizo. Esto demuestra que hay una gran laguna entre la aparición sospechosa del gas/quien lo abrió.

Pero dejando de lado los tres errores garrafales que veo (repetición de la fórmula de reality, Flora yendo a la casa y la fuga de gas) he de admitir que el monólogo final de Lee demuestra quien es ella en estado puro. Una mujer que ama con locura a su hija. Una mujer que haría lo que fuera por ella, llegando a ensuciarse las manos de sangre con tal de no perderla. Una mujer que depende de su hija hasta el punto de enloquecer al imaginarse una vida sin ella… una mujer capaz de dar su propia vida para que ella crezca y disfrute de su existencia. Leí en una fanpage que en esta temporada han demostrado, de nuevo, el gran simbolismo que hay en AHS referente a sus madres y es una gran verdad, en esta ocasión pudimos ver como una madre lo da todo con el fin de que su hija viva, aunque eso implicaría su propia muerte. El momento en que Flora ve a la madre de la mano de Priscila es, sencillamente, desgarrador y un final muy repentino.

Ahora vamos al final. ¿Realmente mereció la pena hacer un tercer arco argumental? Los creadores insistieron que en el final de este episodio veríamos pistas de la temporada siete, haciendo que muchos fanáticos crean que será algo relacionado con el mar al ver como los Chen tiraban una maqueta de barco al suelo (la cual estaba sospechosamente MUY limpia para ser una casa abandonada). Por ahora esa es la teoría que más peso tiene… pero, ¿realmente era necesario? En el capítulo 9 pudimos ver un final sublime, unos adolescentes empalados y quemados, una Monet atravesada por la lámpara, un Dylan “experto en la guerra” destripado y por último, una Audrey asesinada por decir la verdad a gritos. En lo personal creo que ese SÍ era digno de ser un final de temporada, un final que te dejará enfadado, cabreado, odiando a Lee, a esa mujer que no solo mata a su marido: mata a todo el mundo para sobrevivir aunque ella no sea consciente. Me esperaba un capitulo 10 que diera más énfasis al trato que hizo Lee con la bruja y no una repetición de fórmula y llenarnos más de medio capítulo con un nuevo reality el cual sobraba.

Aunque el final me desilusionó de forma abismal, la temporada fue una de las más potentes y fuertes. Una historia atrayente, una forma de explicarlo original y escenas muy perturbadoras con muertes que lograban revolverte el estómago. Roanoke fue un “Bienvenidos de nuevo a tus orígenes American Horror Story” a gritos, haciendo que la mayoría de los fanáticos de la serie disfrutarán de esta historia que sabe atrapare desde el minuto cero… hasta el punto de olvidar que nos prometieron que saldrían todos los actores de antiguas temporadas y no vimos a Jessica Lange o Emma Roberts, las cuales estuvieron envueltas en muchos rumores que apuntaban que saldrían y finalmente no hicieron ni un triste cameo.

You Might Also Like

0 comentarios